Skip to content
Tesis

«【 Introducción de tesis 】» ¿Cómo hacerla?

A la hora de realizar un ensayo, un trabajo de investigación, escribir un libro o un artículo, nos preguntamos cómo empezar una introducción. Para ello es importante saber que la introducción es la sección inicial y tiene como fin poner en contexto el texto, por lo general se desarrolla el tema que se va a tratar.

En una introducción se describe cual es el alcance del documento y se redacta un breve resumen o explicación del mismo. Además pueden quedar expuestos antecedentes que sean importantes para poder desarrollar el tema central. Para el lector es fundamental encontrarse con una buena introducción, ya que esta le permite hacerse una idea sobre el contenido del artículo.

Cómo empezar una introducción

Para poder lograr una introducción que sirva como “gancho” para que lector se comprometa con el texto, es imprescindible tener en cuenta tan solo cinco puntos. Los mismos será detallados a continuación:

  1. Dedicarle tiempo, es muy importante que le dediques el tiempo apropiado al momento de redactarla, ya que esta será la primera impresión que tendrá el lector acerca del contenido del texto y sobre ti más que nada, tu forma de escribir y de pensar. Por ello debes exponer la temática principal, las hipótesis, los argumentos y destacar la importancia del texto. 

Cuando escribas debes hacer notar una voz breve, creativa, concisa y analítica, lo mismo debes hacer cuando estés culminando el trabajo para dar cuenta de que el texto mantuvo su coherencia.

Un consejo que puede ser de utilidad es escribirla una vez finalizado el trabajo, ya que tendrás un pantallazo más amplio del mismo.

  1. Poner en contexto al lector, recuerda que la introducción tiene la finalidad de sumergir al lector en el contexto en que esta realizado el ensayo.

Por ejemplo si la temática del texto está relacionada a la primera guerra mundial, podrías empezar por situar al lector en esa época, haciendo que le sea más simple entender con lo que se va a encontrar en el desarrollo.

  1. Deberás ir de lo general a lo particular, es decir que debes ir de los más grueso a lo más fino, siguiendo el ejemplo de la guerra mundial, puedes hacer una breve descripción de lo que fue la época para luego hacer foco exclusivamente sobre algún aspecto determinado de la misma. Es importante que esta contextualización no se encuentre muy alejada de la temática principal.
  2. Hay que empezar con algo que sea atrapante para el lector, por ejemplo con una anécdota, frase o algún interrogante disparador.

Esta es una buena manera de que el lector quede intrigado desde la primera frase del texto, generando que quiera continuar con la lectura, el objetivo de este disparador es que el lector comience a reflexionar y generar sus propios interrogantes acerca de la cita o pregunta que has elegido.

  1. Por último y no por eso menos importante, todo lo contrario, es que muestres seguridad y confianza en lo que estás diciendo.

Esta es la mejor manera de que el lector tome en serio tus palabras respetándolas y tenga ganas de conocer cuál es tu opinión sobre la temática establecida. Para ellos debes hablar con propiedad, ser directo en lo que quieres decir, sin demostrar que dudas de algo. Es por ello que dijimos que es una buena opción hacer la introducción al final del ensayo, ya que, estarás más interiorizado con el tema y no tendrás dudas al respecto.

No hay que olvidar incluir dentro de la introducción, antecedentes del tema que se va a tratar para poder contextualizarlo, la presentación del problema, exponer los propósitos y objetivos (por lo general esto se hace con la inclusión de los resultados), además debes incluir un resumen y una conclusión muy breve, esto último es opcional.

Al momento de redactar una introducción es importante ser concisos, simples y atractivos, esto es para poder despertar el interés del lector como hemos mencionado anteriormente, por lo tanto si la redacción no cumple con esos tres requisitos, el lector no se sentirá motivado.

Al exponer los antecedentes del proyecto mostramos el porqué sobre nuestro interés sobre el proyecto que estamos haciendo, es importante desarrollar que fue lo que nos inspiro a hacerlo, además de contextualizar el proyecto. Esto deriva en la explicación de porque se eligió el tema y que fue lo que impulso su realización, esto les interesa mucho a los lectores, por ello no puede faltar dentro de nuestra introducción.

Es fundamental detectar los problemas que nos motivaron a realizar el proyecto, una vez que esto está resuelto debemos esquematizar el proyecto, es decir mencionar como está compuesto y que es lo más relevante del mismo, esto también ayuda a entender porque se eligió el tema y el lector tendrá un panorama mucho más amplio antes de comenzar a leer el desarrollo del mismo.  A su vez la extensión de la introducción no debe ser mayor a una página.

Las oraciones deben ser cortas, simplemente para hacer más sencilla y clara la lectura, cuando puedas es bueno que utilices bullets, claramente no en toda la lectura sino en aquellos puntos o conceptos que creas más importantes.